Oración a San Expedito para una petición difícil


La oración a San Expedito para peticiones difíciles, es una oración que tiene como propósito principal la encomienda de fe y devoción que le hacemos al Santo de las justicias y causas urgentes, ya que conocemos los límites de su poder y dones otorgados por Dios, acudimos en socorro hacia él para que nos guíe y nos dé la ayuda que necesitamos con tanta urgencia para superar las adversidades que dificultan nuestra vida cotidiana, que él sea nuestro mejor apoyo en las circunstancias tan cochambrosas que estamos pasando en estos momentos, porque él es el Santo justo y no nos defraudará si pedimos con esperanza a su nombre.

Oración a San Expedito para peticiones difíciles

San Expedito, mi Santo justiciero y de emergencia,
intercede en mi ser, bajo la influencia de nuestro Salvador Jesucristo,
para que acuda en mi auxilio en estos pesados momentos que mi vida atraviesa.

Tú que eres el guerrero divino, San Expedito.
Tú que eres el Santo de los consternados.
Tú que eres el Santo de los impacientes y sin salida.
Tú que eres el Santo de los problemas injustos, de que se cumpla el orden, de las emergencias inesperadas. Ayúdame, concédeme la fuerza necesaria para afrontar las dificultades,
la serenidad requerida para no decaer en la desesperación
y el coraje suficiente para enfrentar las adversidades con valentía.
¡Atiende mi petición!
(Realiza tu petición con devoción y fe).

Mi Expedito Santo, apóyame en estos momentos tan difíciles,
sé mi escudo contra todos aquellos que a mi acecho se encuentran,
sé el escudo de mi familia, y no rompan la paz de mi hogar,
atiende mi petición con mucha precaución.

Trae de regreso la paz y armonía a mi vida,
que se esfumó al momento de nacer esta complicación.
¡Mi Expedito Santo!
te agradeceré eternamente por el resto de mis días,
y extenderé mi voz, para que seas nombrado.

Amén.